Zoonosis, un problema contra el que conviene estar alerta

Zoonosis, un problema contra el que conviene estar alerta

Desde que me alcanza la memoria he escuchado decir a multitud de personas, que tener en casa un perro era una auténtica temeridad, ya que pueden transmitirnos una enorme cantidad de enfermedades. ¿Hay algo de verdad en esta antiquísima afirmación? Si y no, ya que aunque es verdad que hay enfermedades que pueden ser contagiadas por un perro al ser humano, la probabilidad de que esto se produzca es tan pequeña como un grano de arena.

Hecha esta necesaria aclaración, con la que esperamos que más de uno deje atrás creencias tan trasnochadas como estas, pasamos a ver que es la Zoonosis, como se produce y lo más importante, las medidas que se deben tomar para que esta no se produzca.

Labrador Retriever estirándose

¿Qué es la Zoonosis?

La Zoonosis, es cualquier tipo de enfermedad de tipo infeccioso que los animales pueden llegar a transmitir a las personas.

Tal y como hemos dicho un poco más arriba, el riesgo de que esto suceda en la actualidad es prácticamente nulo, gracias a la gran cantidad de información que existe sobre ello y las medidas higiénicas que forman parte de nuestro día a día.

¿Qué agentes pueden ponernos en riesgo?

Que el riesgo sea mínimo, no quiere decir que debamos bajar la guardia y descuidar la el cuidado externo e interno de nuestro mejor amigo. Cosas tan aparentemente inofensivas como las pulgas, garrapatas o los mosquitos pueden llegar a crearnos problemas de salud bastante serios.

Pero no solo los parásitos pueden jugarnos una mala pasada, también sus heces son pueden hacernos contraer enfermedades tan serias como el Echinococcus (una especie de gusano capaz de formar quistes en nuestro hígado). Incluso su pelo es portador de enfermedades si no lo mantenemos limpio.

¿Cómo podemos evitar contagios?

Evitar que estas enfermedades puedan entrar en contacto con nuestro organismo es tan sencillo como mantener una higiene correcta. No hace falta que extremes las precauciones, basta con que le mantengas limpio tanto por fuera como por dentro (recuerda desparasitarle cada 2 o 3 meses) , sus enseres y lugar favorito estén en perfecto estado de revista y te laves las manos después de pasar un rato divertido junto a tu perro.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies