Trastornos alimenticios más comunes del cachorro

Trastornos alimenticios más comunes del cachorro

cachorro comiendo gránulos

Tener un pequeño cachorro en casa, además de una gran alegría, puede llegar a convertirse en multitud de ocasiones en una auténtica pesadilla para los amos primerizos. Y es que, al igual que pasa con los niños, su organismo es tan sensible, que cualquier pequeño cambio de ambiente o alimentación, puede hacerles ponerse un poco pachuchos.
Precisamente de eso, de la alimentación del cachorro y los trastornos asociados a ellas, vamos a hablar hoy.
Porque… ¿Cuántas veces nos hemos encontrado con que nuestro pequeño Micro se niega a comer y no sabemos qué hacer? Aparta las preocupaciones para siempre, usando estos pequeños consejos, que vamos a darte a continuación.

-Se adaptado a casa perfectamente, pero no quiere comer

Hace unas semanas, ya os dimos algunos consejos para conseguir que vuestro perro comiera ese pienso, que con tanto cariño le compras. ¿Qué podemos hacer cuando se trata de un cachorro? Hacer su comida lo más apetitosa posible, mezclándole sus gránulos, con una pequeña porción de comida húmeda.

-Come demasiado

Que esté en pleno desarrollo, no quiere decir que tenga que comerse toda la comida que le corresponda por su peso o edad y volver a repetir. Tan malo es que un perro esté bajo de peso, como que se ponga hecho un tonelete. Para evitar que se coma todo lo que encuentre a su paso, lo mejor que se puede hacer, es dividir el pienso que debe comer, en 3 o 4 veces.

 -Está estreñido

En ocasiones, aunque el cachorro se esté alimentando de forma correcta, nos encontramos con que tiene bastantes dificultades para hacer deposiciones. ¿Por qué no puede hacerlo correctamente? Seguramente, porque el pienso para perros que hemos elegido, no tiene en su composición, la cantidad necesaria de fibra que necesita Micro.
¿Si le cambio de pienso por otro con más fibra, mejorará? Es bastante probable que lo haga, pero antes de tomar cualquier decisión al respecto, consulta con tu veterinario, para que pueda dar con la causa de su estreñimiento y pueda ponerle el tratamiento más adecuado.

-No prueba el agua en todo el día

El gran enemigo, por encima de todas las enfermedades, de un cachorro, es la deshidratación. Un cachorro, que no bebe agua, sea por algún tipo de enfermedad que le inhiba la sed o por cualquier otro motivo, se está poniendo en serio peligro de muerte.

¿Cómo puedo saber que se está deshidratando? Muy fácil, tira suavemente de su piel hacia arriba y observa cómo se comporta. Si se retrae a los pocos segundos, el animal está bien, pero si se queda en la misma posición, quiere decir que está comenzando a deshidratar o deshidratado y que debes llevarle al veterinario más cercano, para que le salve la vida.

Esta entrada tiene un comentario

Comentarios cerrados.

Cerrar menú