Reacciones alérgicas de las vacunas

Reacciones alérgicas de las vacunas

Vacunas

 

Ahora que todo ha pasado y Yacky se ha recuperado por completo, es el momento de contaros el gran susto que tuvimos el jueves por culpa de la vacuna que le pusimos a nuestro compañero canino.

Hace algunas semanas, cuando llevamos a Yacky su veterinaria para ponerle la vacuna de la rabia y de paso que le cortaran las uñas, esta nos recomendó revacunarle de las enfermedades más peligrosas que pueden afectar a un perro (moquillo, hepatitis, tos de las perreras, parvovirus y la parainfluenza). Tras ir posponiéndolo en el tiempo, este jueves pasado, le llevamos para cumplir con dicho trámite, sin sospechar lo que le iba a pasar al pobrecillo.

¿Qué es lo que le pasó a Yacky?

Que tuvo una reacción alérgica a la vacuna, produciéndole una inflamación de los ojos, boca e incluso las orejas. Afortunadamente no tuvimos que volver a llevarle al veterinario, ya que a lo largo de la noche fue mejorando poco a poco.

Como reconocer una reacción alérgica

Nosotros tuvimos bastante fácil reconocer lo que le pasaba, ya que cuando fuimos a buscarle después de cenar, tenía la cara como Rocky después de uno de sus épicos combates, pero puede que tú no tengas la misma suerte.

¿Qué síntomas puede llegar a producir las reacciones alérgicas?

Picor en la zona en la que esta ha sido administrada

Inflamación de la cara o miembros del animal

Bultos en forma de haba

En el peor de los casos, el cierre de las vías respiratorias (anafilaxia).

Qué hacer ante una reacción alérgica

Antes de explicar lo que debéis hacer, hay que tener claro que son reacciones que se dan de forma muy puntual y casi siempre se quedan en una molestia que no pone en peligro su vida.

Si sospechas que tu perro puede estar sufriendo una reacción alérgica a la vacuna que le has puesto, no te pongas nervioso y llévale de vuelta al veterinario para que le pueda pinchar un antihistamínico.

Sabemos que el riesgo de sufrir una anafilaxia da bastante miedo, pero esta se suele producir en un período muy corto de tiempo. Para evitarte un disgusto, lo mejor es que esperes un tiempo prudencial dentro de la clínica antes de marcharnos a casa, así si se produce una reacción de este tipo, podrás atajarla en un tiempo record.

Cerrar menú