Razas de perro, hoy: el Welsh Highland White Terrier

Westy
Un día más en Mi perro, dejamos la comodidad de nuestro hogar, para iniciar un pequeño viaje, hasta las rudas tierras escocesas, en las que se esconden los orígenes del protagonista del día.
Hoy nos quedamos con: el Welsh Highland White Terrier, más conocido por el gran público como Westie o Westy.

¿Cuáles son sus orígenes?

Tal y como hemos dicho anteriormente, los orígenes de este perro se encuentran ligados a las mismas tierras, que piso el legendario William Wallace y que sirven de supuesto hogar al archiconocido Monstruo del Lago Ness.
Creados por un integrante del ejército escocés, el coronel Malcolm, para servir como ayudante en la tradicional caza del zorro, es hoy una de las razas de compañía más apreciadas en todo el mundo.

Características físicas

Una de las cosas que más llama la atención de los Welsh Highland White Terrier (confieso que a mí también me paso la primera vez que vi uno) es el gran tamaño que tiene su cabeza. Realmente, no son tan cabezones como parece a simple vista, ya que una gran parte de esa abultada cabeza, es pelo.
Un pelo, que está formado por dos tipos de cabello: el superior, que es de tacto duro y el inferior, mucho más suave que el anterior. Y que tan solo es posible encontrar en ese blanco inmaculado, que aparece en cualquier fotografía.
En cuanto a su tamaño, no existen ningún tipo de distinciones entre machos y hembras, fijándose para ambos una talla ideal de 28cm.

Carácter

Son perros muy alegres y cariñosos, a los que les encanta estar en permanente movimiento y poder disfrutar de cierta independencia
Al igual que el Norfolk Terrier, se muestran bastante amistosos con la gente que no conocen e incluso pueden convivir sin ningún tipo de problemas con los más pequeños de la familia.

¿Para quién está recomendado?

Todo tipo de personas, que necesiten tener a su lado un compañero simpático y alegre, que no necesita estar pegado a su dueño como una lapa.