Carlino con hueso

¿Por qué los perros…? IV

Esperamos que estéis disfrutando tanto como nosotros de esta sección veraniega de Mi perro, en la que todos los martes contestamos a esa enorme cantidad de dudas que la gente tiene sobre el mejor amigo del hombre.

Perro y gato

¿Por qué los perros…? IV

Arrancamos el artículo de hoy con algo a lo que muchos de nosotros no hemos encontrado una explicación lógica (sobre todo porque en una inmensa cantidad de ocasiones, cuando se produce no hay ningún tipo de provocación por la otra parte)

¿Por qué los perros atacan a los gatos?

No se vosotros, pero cada vez que salimos de paseo y nos encontramos con un gato disfrutando de la vida, hay que intentar que Yacky no lo vea, para que el minino no se asuste y sobre todo, para que no tengamos que llevarle al veterinario con la cara llena de arañazos o algún que otro mordisco.

¿Por qué los perros sienten esa brutal atracción por los gatos? Simple y llanamente, porque consideran que los gatos son presas que deben atrapar (aunque estos estén tumbados al sol tan felices.)

¿Por qué los perros dan vueltas antes de tumbarse?

Como todo el mundo supone, los perros dan vueltas antes de tumbarse, para hacer que el lugar en que van a dormir sea más confortable. Lo que no sabe tanta gente, es que este comportamiento también busca comprobar que no hay ninguna amenaza que les vaya inoportunar durante su descanso.

¿Por qué los perros entierran los huesos?

Tal y como sucede con los gatos, enterrar huesos o cualquier otro tipo de comida, es un instinto primitivo que los perros conservan de sus ancestros. ¿Por qué lo hacen? Para guardar ese hueso para comérselo en un futuro.

Ojo, que no solo los entierran, Yacky suele esconderlos debajo de la cama. Así, cuando le damos menos de comer para que mantenga un peso adecuado, siempre tiene reservas para engañar al hambre.