Pasear con mi perro en verano

Pasear con mi perro en verano

La llegada del verano, nos da la posibilidad de disfrutar plenamente de los paseo con nuestro perro, gracias a las buenas temperaturas y al mayor tiempo libre del que disponemos.
Pero, no todo es bueno en verano, ya que nuestro perro, estará expuesto a nuevos peligros, que pueden resultar bastante molestos, tanto para él, como para nosotros.
Desde miperro.info, hoy os queremos dar unas pequeñas recomendaciones, para evitaros algunos disgustos este verano al pasear con vuestro amigo peludo.

¿Con qué debemos tener cuidado?

 
La primera consideración más importante, como bien podéis suponer, es el calor extremo que suele hacer en la estación estival y a la que nuestros perros son también sensibles.
Debemos evitar los paseos en las horas más calurosas del día, ya que si lo hacemos, estamos exponiendo a nuestro perro a sufrir un golpe de calor que puede en poner su vida en peligro (además de que a nosotros nos daría un soponcio si nos vamos a las 4 de la tarde a pasear)
Para ayudarles a sobrellevar el clima, lo mejor es que tengan a su alcance agua fresquita, con la que hidratarse siempre que quieran en casa. Si nos vamos de paseo y queremos estar tranquilos en este aspecto, lo mejor es llevar un bebedero portátil, que podemos encontrar en cualquier pajarería, aunque siempre podremos improvisar un bebedero con una bolsa de plástico y nuestra botella de agua.
Como ya os hablamos en otro post, es importante prestarle atención a los parásitos que puedan tomar a nuestro perro por su bufet libre y que pueden transmitirnos enfermedades a nosotros mismos o a los niños. Lo mejor en estos casos, es disponer de un buen collar antiparasitario, pipetas o spray, con el que ponerles freno a estos molestos invitados.
Otra cosa a la que hay que ponerle mucha atención es a las espiguillas (adjunto foto para que veáis a que me refiero), que pueden enredarse en el pelo de nuestro perro o metérsele entre las almohadillas, causándole algunas molestias. IMPORTANTE, si tienes un perro de pelo largo o de orejas grandes y por tu zona de paseo, hay espiguillas, lo mejor es protegérselas o revisarlo cada vez que vuelvas a casa, ya que si se meten en mal sitio, pueden llegar a producirle otitis o heridas de consideración.
By Curtis Clark
Conveniente es también tener a mano unas pinzas, por si tenemos la mala suerte de toparnos con una abeja que no desea ser molestada en su trabajo o cualquier otro bicho que tenga aguijón y tenga la poca decencia de clavárselo a nuestro perro.
Creo que no se me escapa ningún otro detalle, en un próximo artículo, os hablaremos de los diferentes complementos que existen para superar de la forma más satisfactoria el verano.

Esta entrada tiene un comentario

Comentarios cerrados.

Cerrar menú