Los perros en el arte

69 / 100

Los perros llevan milenios con nosotros y por eso aparecen en cientos y cientos de pinturas a lo largo de la historia, desde la prehistoria hasta nuestros días.

En las primeras representaciones, y durante muchos siglos, los perros han aparecido sobre todo acompañando al hombre en tareas como la caza, para pasar a partir del Renacimiento a hacerlo también en su faceta de animales de compañía.

¿Cuándo aparece el primer perro en el arte?

Para ver al primer perro en una representación pictórica tenemos que irnos atrás en el tiempo, en concreto a unos 8.000 años antes de nuestra era.

perros en arte prehistorico

En esa época se hizo un mural en una pared en Arabia Saudí en el que se ve a un hombre con dos perros atados en una escena de caza.

Debido a la erosión de la pared no se ven con claridad, pero ahí está la primera representación del perro en el arte, al menos la que se conoce hasta ahora.

El Renacimiento es la fecha clave para la aparición de los perros en la pintura

A partir de esa primera representación los perros han ido apareciendo en el arte, aunque es cierto que durante la edad antigua y la medieval las representaciones solían ser alegóricas y de unan calidad más que dudosa.

Hay que esperar al renacimiento para ver cuadros de gente poderosa que podía pagar los precios de retratos por encargo en aquella época.

perros en pintura siglo XV

Los pintores comienzan a usar a los perros como símbolo de la fidelidad, pero lo que más nos interesa es que los representaban de manera fiel, por lo que a través de esos cuadros podemos ver cómo eran los perros hace siglos y cómo han ido evolucionando hasta ahora.

Además, ahora se comienza a representar a perros de compañía, como el famoso grifón belga que aparece a los pies del Matrimonio Arnolfini, de Jan Van Eyck. En este caso, además de ser un perro de compañía la raza da a entender que el matrimonio disfrutaba de una alta posición en la sociedad del siglo XV.

Salomón, el perro más famoso del arte Barroco

Si pasamos al Barroco seguimos viendo perros en los cuadros y creo que en esta época el perro más famoso de todos es Salomón.

perros en el barroco

Su fama se debe a su aparición en uno de los cuadros al óleo por encargo más famoso del arte universal, en concreto a que lo vemos acostado en primer plano y a que se cree que era uno de los perros de compañía de la Infanta Margarita, de manera que Velázquez lo representa en sus famosas Meninas.

Renoir retrata varios perros en sus cuadros

Sin seguir una línea cronológica saltamos al Impresionismo y al pintor Renoir, el cual pintó a muchos perros en sus cuadros hasta el punto de tener uno que se llama “Mujer de Renoir con el perro”.

En esta escena podemos ver a la mujer del pintor en una plácida escena campestre, luminosa y colorida, con su perro acostado en la hierba a su lado.

Se trata de un perro de compañía, de pequeño tamaño del que no me atrevería a decir la raza.