La sordera en perros

Que tu perro sea sordo de nacimiento o se quede sordo por algún tipo de problema, no es hoy en día ningún impedimento para que tu mejor amigo tenga una vida perfectamente normal. ¿No crees que esto sea posible? Seguro que cuando termines de leer nuestro artículo, cambias radicalmente de idea.

Perro feliz

¿Qué puede causar la sordera en los perros?

Como hemos apuntado en el primer párrafo un perro puede ser sordo por múltiples factores.

¿Cuál la causa más frecuente? La causa más frecuente de la sordera en perros es un defecto congénito. Defecto, que en un gran número de casos puede estar ligado a los perros que tienen la totalidad o parte de su cuerpo de color blanco. ¿Por qué? Porque en los perros que poseen este tipo de pelaje (ojo, no todos sufren esta dolencia) es posible que se presente una falta de pigmentación de la piel en el oído interno. Una ausencia, que provoca que las terminaciones nerviosas se atrofien y mueran provocando la sordera de uno o ambos oídos.

Otras causas de la sordera canina pueden ser: una infección crónica, una lesión causada por un gran traumatismo o el lógico e inexorable paso del tiempo.

¿Cómo puedo saber si mi perro es sordo?

Para saberlo con certeza y no comenzar a ponerte nervioso con esta situación, lo mejor es acudir a un veterinario. Si no puedes acudir a uno y quieres comprobarlo personalmente, debes exponerle a sonidos que emitan ningún tipo de vibración.

Perro en blanco y negro

Qué hacer si mi perro es sordo

Si tus sospechas han sido finalmente certificadas por un profesional, es muy probable que este te haya dicho que no le trates de forma diferente, ya que tu peludo es capaz de adaptarse a la situación sin problemas.

Con lo único que tendrás que tener un poco más de cuidado es cuando vayas a acercarte hasta él, ya que al no escucharte, es más fácil que se asuste y te pueda dar algún que otro mordisco. Para evitar disgustos, intenta moverte suavemente y pueda ver y oler tu mano.