Importancia de un buen descanso para los perros

25 / 100

Al igual que pasa con los humanos, los perros deben descansar a diario con el fin de tener una buena salud y por eso muchas veces los vemos tumbados por cualquier sitio durmiendo.

Para ello lo mejor es que cuente con su propio espacio en el que estar tranquilo, un sitio en donde se pueda retirar cuando le apetezca que nadie le moleste, aunque si le dejamos terminará durmiendo en el sofá o en un sillón.

 

¿Cuántas horas duermen los perros?

Si te preguntas cuánto tiempo debe dormir tu perro, lo cierto es que no se puede dar una cifra fija. Con los humanos siempre se dice que ocho horas, pero con los perros esto varía dependiendo de muchos factores.

perro adulto descansando

Suelen dormir algo más que nosotros, de forma que no debes alarmarte si notas que a lo largo de un día pasan alrededor de 12 horas tumbados y sin hacer nada, a veces en posturas imposibles que son bastante cómicas.

Estas horas pueden aumentar si son animales activos, que hacen mucho ejercicio y cuando llegan a casa están más cansados, al igual que ocurre con nosotros los humanos.

El tiempo de sueño puede ser mucho mayor en los cachorros, que cuando son muy jóvenes no es raro que pasen 20 horas durmiendo, y algo similar ocurre en el caso de los perros ancianos.

Dormirán mejor si les proporcionamos una buena cama

Es muy importante que los perros duerman bien, pues de ello depende su salud, y aunque es cierto que descansan en cualquier parte, lo harán mejor en una buena cama que pondremos siempre en una zona tranquila de la casa en donde no se escuchen demasiados ruidos.

cama perro adulto

En cuanto a la cama para perros en el mercado hay muchos tipos, así que vamos a poder elegir la que más nos guste, siempre pensando en las necesidades del animal, las cuales dependen sobre todo del tamaño y de la edad.

Los perros ancianos y de razas grandes necesitan una cama de calidad

Un perro pequeño y joven puede dormir en cualquier cama, incluso en las más económicas que no son demasiado gruesas, en especial si hablamos de una raza mini que pesa menos de cinco kilos.

Esto cambia cuando pensamos en perros de raza grande y gigante, que superan sin problemas los 40 kilos y que los pueden llegar a doblar, o de animales ya ancianos que casi siempre padecen enfermedades en los huesos, como la artrosis.

cama para perro grande

Aquí conviene que invirtamos dinero en una cama con un cojín grueso, o mejor en una de material viscoelástico como el que se emplea en los colchones, ya que no queremos que haya puntos de presión ni que las articulaciones del perro toquen el suelo.

Con esto, vamos a conseguir que a los perros de raza gigante no les aparezcan calvas en la parte posterior de las patas, y que los animales con más años descansen mucho mejor y tengan menos dolor por la artrosis.

No debemos olvidar que la cama se va a ensuciar, y lo cierto es que el perro va a descansar mejor en una limpia que una sucia, así que hay que asegurarse que la funda se puede quitar de una forma sencilla, algo que nos servirá para poder lavarla y que siempre huela bien.