¿Hay que bañar a los gatos?

79 / 100 Puntuación SEO

¿Hay que bañar a los gatos? La respuesta no está clara, aunque en principio no es necesario, pues todas las razas gatos son muy limpias.

De hecho, todos tenemos la imagen de estos animales aseándose continuamente, pasando una buena parte del día acicalando su pelo y limpiándose.

cuando lavar gato

Esto quiere decir que por lo general no hay que bañar a un gato, pero sí que hay circunstancias en las que habrá que meterlos en agua, algo que no les gusta demasiado.

¿Cuándo bañar a un gato?

Como decía antes, los gatos son animales muy limpios, de manera que es rato que tengamos que bañarlos.

bañar gato adulto

De esta manera, habrá que hacerlo cuando por cualquier circunstancia estén muy sucios. Por ejemplo, con gatos que se quedan atascados en chimeneas (os lo digo porque me ocurrió con un gato hace años), gatos que se han escapado y vienen sucios por estar fuera de casa y por las peleas, o cuando el veterinario así lo indique porque tenga una enfermedad en la piel (o parásitos)

Estas son algunas de las ocasiones en los que habrá que meter al gato en la bañera, aunque puedes bañarlo cuando lo creas conveniente.

¿Cómo bañar a un gato?

Una vez que sabemos que los gatos se pueden bañar llega lo complicado, que es cómo bañarlos.

A diferencia de los perros, que suelen tolerar bien el agua, los gatos no son conocidos por su afición al líquido elemento. Hay excepciones, animales a los que no les importa demasiado que los mojen, pero por normal general los felinos son poco propensos a terminar en la bañera.

Aquí lo importante es la educación, es decir, que hay que acostumbrar al gato al agua desde que tiene unos pocos meses, pues de lo contrario es complicado.

Sea como fuere, lo principal es bañarlo con agua muy tibia, pues su piel es sensible y los podemos quemar. Además, habrá que usar un champú específico para gatos, pues no queremos dañarle ni el pelo ni la piel.

Para ayudar a que el baño sea lo menos traumático posible habrá que colocar una alfombra antideslizante en el lugar en el que lo bañemos para que no se escurra, evitando así sumar más estrés a la situación.

Si pensamos que no va a recibir el agua de buen grado lo mejor es usar unos guantes de cuero gruesos, protegiéndonos de arañazos y mordiscos. Del mismo modo, si podemos ponernos manga larga para protegernos los antebrazos, mejor.

Otro consejo que te puede ayudarte es no mojarle ni la cabeza ni las orejas. A ningún animal le gusta y menos a un gato. Si tienes que hacerlo usa tus manos, mojándolas previamente. Ni se te ocurra dirigir directamente el chorro de la ducha a estas zonas.

¿Qué hacemos después del baño?

Después del baño hay que secar al gato, para lo cual usaremos una o dos (mejor si son dos para cambiarlas) toallas de microfibra, un material que absorbe el agua.

Con estas toallas frotaremos el pelo del animal hasta dejarlo lo más seco posible, lo que nos va a servir para hacer más corta la segunda fase, la del secado.

como bañamos a un gato

El gato no se puede quedar mojado, de manera que una vez que le hemos quitado la mayor parte del agua con las toallas toca pasar al secador.

Esta fase de secador puede ser aún más complicada que la del baño, ya que tanto el ruido como el aire no le van a gustar nada al gato.

Aquí, mi consejo es que pongas el secador a una velocidad moderada (la mínima) y que hagas lo propio con la temperatura, evitando en lo posible dirigir el aire a la cabeza.

Es muy probable que el gato no se esté quieto y que la situación se vuelva un tanto peligrosa. Si es tu caso, deja el secador y trata de poner al gato en un lugar en el que le dé el Sol o en una habitación caldeada para que se seque. No es lo ideal, pero a veces no queda más remedio.

¿A qué edad se puede bañar un gato?

¿Cuándo podemos bañar a un gato? Esta pregunta se la hace mucha gente, sobre todo aquellas personas que se encuentran un gato abandonado en la calle y deciden adoptarlo. Estos gatos suelen estar muy sucios, pero al ser cachorros no están seguros de si pueden bañarlos o no.

La edad para bañar un gato por primera vez son los tres meses, cuando ya se han terminado de poner las vacunas, aunque lo mejor es esperar al menos a los seis meses.

cuando hay que bañar un gato

De todas maneras, hay circunstancias en las que hay que bañarlos (circunstancias excepcionales) en las que lo mejor es consultarlo con el veterinario si el gato tiene menos de tres meses.

¿Como bañamos a un gatito?

Bañar a un gatito difiere muy poco de bañar a un gato adulto con la ventaja de que nos será mucho más fácil de manejar.

Eso sí, aquí es imprescindible seguir los consejos para los gatos adultos al pie de la letra. Hay que extremar las precauciones con la temperatura del agua y la del aire del secador. Del mismo modo, aquí no podemos dejar al gatito húmero y hay que secarlo muy bien.

Además, sería recomendable que el lugar en el que lo bañemos esté a una temperatura agradable, mejor si hace calor para que el gatito no se enfríe.