Embarazo psicológico, descubre como hacerle frente

perro triste

Uno de los trastornos (que nunca debe confundirse con una enfermedad), a los que es posible que tengas que hacer frente alguna vez, si eres el orgulloso/a propietario/a de una preciosa hembra, es: el embarazo psicológico

¿Por qué se produce este tipo de trastorno?

Actualmente, se desconoce que tipo de circunstancias o agentes, son los que interactúan para se produzca este tipo de trastorno hormonal, que hace al organismo comportarse como si estuviera realmente, gestando una nueva camada de cachorros.
Lo único que se conoce con bastante certeza, es que este pequeño desajuste, tiene  mucho que ver, en la no degeneración del cuerpo lúteo (una glándula encargada de producir las hormonas, que ayudan a la implantación del embrión en el endometrio y a su maduración, durante la formación de los cachorros). Este defecto, hace que su organismo piense que la fecundación se ha llevado a cabo, causando lo que se conoce como embarazo psicológico.

¿Cuáles son sus síntomas?

Varias son las pistas, que nos indican que nuestra Luna, puede estar viéndose afectada por este tipo de problema. Para que os sea más sencillo identificarlas, las dividiremos entre: síntomas físicos, apreciables a simple vista y síntomas que afectan a su comportamiento habitual.
Síntomas físicos

– Inflamación de las mamas, pudiendo llegar a hacer su aparición, la secreción de leche.
– Abultamiento anormal del abdomen
– Incremento de peso
– Segregación de flujo vulvar
Comportamiento

-Nerviosismo fuera de lo habitual, que llevar a nuestra perra a tener algunos episodios agresivos o de temor hacia nosotros.
-Búsqueda y preparación de un lugar para el parto
-Adopción de objetos, tales como muñecos y cosas similares, como si fueran sus cachorros

¿Qué puedo hacer para ayudarla?

Si tu perra presenta algunos de esto síntomas, lo mejor que puedes hacer, es llevarla  a tu veterinario de confianza para que pueda evaluarla y tomar las medidas que sean necesarias.
En un gran número de casos, los síntomas son tan leves, que lo único que necesitan, es que les prestemos un poco más de atención y sigamos al pie de la letra las indicaciones del veterinario, que consistirán en, disminuir la cantidad de pienso durante unos días para evitar que siga engordando y el agua, impidiendo la producción de leche. Esto, junto a la ocultación de sus ‘cachorros’ hará que se encuentre mejor y ayudarán a que se recupere de forma más rápida.
¿Y si mi colega presenta síntomas más graves? Si tiene una secreción de leche muy acusada, hay que acudir al veterinario con cierta urgencia, para que le ponga cuanto antes, un tratamiento hormonal, que ayude a su cuerpo a no producir más leche.
En este tipo de casos y para evitar que pueda volver a repetirse esta situación, la mejor decisión que podemos tomar, es la castracióndel animal. Con ella, evitaremos que su salud vuelva a estar en peligro, además de prevenir otras peligrosas patologías.