Desmontando mitos caninos

Desmontando mitos caninos

Una de las cosas que más nos gusta hacer en Mi perro, además de atender todas esas peticiones o sugerencias que tenéis a bien de enviarnos, es ir desmontando algunas de esas creencias o mitos sobre perros, que son tan falsas como un billete de 2€.
Hoy, hemos elegido a un pequeño grupo de razas de perros, a las que la sociedad les ha colgado de forma totalmente injusta, una serie de calificativos y leyendas, con las además de despreciarlas, han hecho que muchas personas las descarten a la hora de elegir a su nuevo compañero.
Husky by Juan M. Anzola

Husky Siberiano, no tan independiente como lo pintan.

Muchas de las personas, a las que se les ha pasado en alguna ocasión por la cabeza, tener un Husky Siberiano en casa, han descartado la idea porque alguno de sus amigos o vecinos, les han dicho que son perros demasiado independientes para convivir en familia.
Es cierto que tienen una ligera tendencia a vivir a su aire, pero si se les educa adecuadamente desde una edad temprana, la convivencia en familia no tiene por qué presentar ningún tipo de problema.

dobermann

Dobermann, ni se vuelve loco, ni es agresivo

Tal y como apuntaba nuestra amiga Laura en nuestro Twitter @Miperroinfo, una de las leyendas más extendidas acerca de esta preciosa raza, es la que dice que su cerebro crece a un ritmo mayor que su cráneo, lo que hace que se vuelvan locos. Lo vamos a decir alto y claro, eso es científicamente IMPOSIBLE.

Entonces ¿por qué se piensa esto de los Dobermann? Por desconocimiento de la raza y posiblemente por el uso que se le daba en la 2ª Guerra Mundial por el bando alemán. Los Dobermann, son perros perfectamente equilibrados, que solo necesitan ser educados (como todos los animales) en un entorno adecuado, para aprender a comportarse correctamente.

Rottweiler

Rottweiler, un chico nada malo

Otra de las razas a las que se les ha puesto el cartel, de forma totalmente injustificada agresivas o peligrosas, es al Rottweiler. Sabemos que muchos de vosotros vendréis volando a exponernos algunos de los casos más conocidos que han salido en la prensa (siempre nos dan la versión del ataque y nunca se cuentan las circunstancias previas), con los que intentaréis demostrar que es una raza sumamente peligrosa, capaz de destrozar a cualquier persona.
Es cierto que un perro de presa como este, si cae en unas manos inexpertas o inadecuadas, puede convertirse en un animal excesivamente agresivo, pero no por ello hay que criminalizar a una raza, por la irresponsabilidad de unos pocos descerebrados. El Rottweiler, si disfruta de una educación adecuada y unas buenas dosis de afecto, se convertirá en perro tranquilo y equilibrado, con el que no tendremos nada que temer.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Yo he tenido un Husky Siberiano “Mendy” igualito al de la foto, y tengo que decir que tienes toda la razón. Lo tuve casi 15 años y fue una gozada tenerlo. Fue mi mejor amigo, cariñoso, juguetón con mis hijos. Hace ya tres años que nos dejó y todos en casa todavía le echamos de menos
    Saludos

  2. Un placer leerte Paca (esperemos que se animen muchos más a dejarnos algún comentario). Nosotros también tuvimos una Husky,se llamaba Fuska y tuvo un paso bastante fugaz por casa.

  3. Yo acabo de adoptar.un cacharro, su mamá es un pastor alemán cruce husky, y el cachorro es pastor alemán.y creemos q se cruzó con un labrador u otro husky ,es muy cariñoso.pero apenas tiene 2-meses,tengo niños Pequeniños espero no tener ningún problema.Por cierto tu blog esta genial.

  4. Nos alegra que te guste el sitio. Esperamos verte por aquí a menudo

Comentarios cerrados.

Cerrar menú