Dejar a tu perro en una residencia canina

Dejar a tu perro en una residencia canina

¿Tienes que irte de viaje y no puedes llevarte a tu perro contigo? En ese caso es posible que necesitas los servicios de una residencia canina, unos centros que se han especializado hasta el punto de convertirse en hoteles para nuestros amigos de cuatro patas.

Las guarderías caninas no son solo para el verano

Hace un tiempo era complicado encontrar residencias fuera del verano, pero ahora tenemos la suerte de que en las residencias siempre hay plazas durante el año, de manera que tenemos disponibles estas guarderías para perros los 365 días del año, siempre a punto para cualquier improvisto que nos surja.

residencia canina sevilla

Eso quiere decir que ante cualquier contratiempo no tendremos que volvernos locos buscando con quién dejar a nuestro perro, teniendo siempre cerca una residencia en la que además suelen ofrecer muchos servicios que nos pueden venir bien.

Ofrecen servicios como el adiestramiento

Ahora puedes dejar a tu perro en una guardería, como en esta residencia de animales en Sevilla, para irte de vacaciones y al volver tu mascota puede tener corregidos algunos de sus vicios o haber hecho un pequeño curso de obediencia que te facilitará mucho la vida diaria.

Como he dicho antes, las guarderías para perros y gatos se han ido especializando con el tiempo, de manera que ahora, además de ser lugares en donde podemos dejar a nuestros perros por unos días, se han convertido en centros que tienen una atención integral, ofreciendo a los dueños de los perros todo lo que necesitan.

Podemos dejar a perros con necesidades especiales

Hay perros que tienen necesidades especiales, sobre todo debido a enfermedades, alergias o simplemente porque han llegado a una edad en las que necesitan más atenciones. También se incluyen aquí perros que necesiten medicación o que tengan que comer una dieta veterinaria.

deja a tu perro en una residencia

En ese caso no suele haber problemas, pues la inmensa mayoría de residencias aceptan a estos animales, contando con personal con mucha experiencia a la hora de tratar con ellos.

De este modo, podemos dejar a un perro más “delicado de lo normal” en una guardería canina sin tener que temer por su salud.

Tu perro tiene que estar vacunado para poder ir a una residencia

A la hora de aceptar a un perro una residencia canina pone pocos impedimentos, pero en lo que sí son estrictos es en el calendario de vacunaciones.

Para aceptar a un perro tiene que tener todas las vacunas en regla, poniendo especial cuidado con la de la tos de las perreras, una enfermedad que como indica su nombre se transmite en lugares en los que se concentran muchos perros.

cachorro vacunas residencia

Que las vacunas estén en regla significa que estén “activas”, por lo que si vas a llevar a tu perro a una residencia lo mejor es que acudas al veterinario unas semanas antes, viendo si hay que poner alguna vacuna anual para que no haya problemas a la hora de entrar en la residencia, un lugar en el que tienen un cuidado extremo con las enfermedades contagiosas, las cuales podrían producir una catástrofe en unos pocos días.

Cerrar menú