Cortar las uñas a mi perro

Cortar las uñas a mi perro 2

Hoy en miperro os vamos a hablar del corte de uñas, algo que según las circunstancias que rodeen a nuestro perro tendremos que hacer varias veces a lo largo de su vida o ninguna. Lo entenderéis mejor si leéis el artículo completo.
Las uñas del perro están en constante crecimiento, al igual que las nuestras. Nosotros tenemos que cortarlas de forma periódica, ya que prácticamente no las desgastamos. Los perros sí que las desgastan, pero lo hacen de manera distinta dependiendo el tipo de vida que lleven.
A un perro que sale diariamente al campo es muy difícil tener que cortarle las uñas. Al correr por el campo, rascar, enterrar y desenterrar cosas, rozarlas con piedras, con madera, las uñas sufren mucho desgaste, y normalmente no tenemos que cortarlas.
Distinto es el caso de un perro que vive en la ciudad, el cual no tiene tantas oportunidades de desgastar sus uñas. Además, el perro que vive en la ciudad, normalmente no tiene la oportunidad de dar los paseos que da el perro que vive en el campo.
De todas maneras, viva donde viva nuestro perro, hay ocasiones en que tendremos que cortar las uñas. ¿Cómo lo hacemos? Lo más sencillo es acudir a nuestro veterinario de confianza, que lo hará en un momento y de forma segura. Tiene los alicates adecuados para esta tarea, y sabrá que hacer si nuestro perro sangra.

Cortar las uñas a mi perro 3

Y os hablo de sangre, porque podemos provocar una pequeña hemorragia a nuestro perro si cortamos demasiado la uña. Cada uña tiene un capilar por dentro, que no debemos cortar si no queremos provocar una hemorragia.
No cortar este capilar es algo sencillo cuando el perro tiene las uñas blancas, ya que veremos perfectamente la vena que recorre la uña, pero no es tan sencillo cuando el perro tiene las uñas negras o muy pigmentadas. De ahí nuestra recomendación de llevar el perro al veterinario para que le realice el corte.
¿Cuándo tenemos que cortar las uñas a nuestro perro? Lo notaremos enseguida, ya que si son demasiado largas, no dejarán andar bien al perro. Si cuando las cortamos, notamos que le crecen demasiado deprisa, deberíamos comentar esto con nuestro veterinario, ya que un crecimiento excesivo de las uñas es síntoma de leishmania.