Como enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades dentro y fuera de casa

Como enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades dentro y fuera de casa

Una de las excusas más empleadas por nuestras madres para quitarnos de la cabeza la idea de tener un cachorro en casa, es que no íbamos a ser capaces de mantenerle y mucho menos de enseñarle a tu cachorro a hacer sus necesidades en el interior de nuestro hogar. Dos excusas, las cuales  nosotros hemos tenido la suerte de no escuchar nunca de la boca de nuestra madre, que nunca más tendrás que escuchar si aprendes estos sencillos trucos que vienen a continuación.

Como enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades dentro y fuera de casa

Antes de llevar a tu cachorro a casa, tienes que tener claro que conseguir que tu nuevo amigo haga sus necesidades en un sitio concreto no va a ser cosa de un par de días. Es un proceso que lleva su tiempo, en el que hay perros que tardan más en conseguirlo que otros.

Elige un único lugar

Si quieres que aprenda a hacer sus necesidades en casa, no le vuelvas loco llevándole de un lado a otro. Escoge un único lugar y emplea en él papel de periódico o empapadores como los que suelen utilizar los veterinarios.

Cachorro dentro de casa

Escoge uno que sea lo más accesible posible

Es fundamental que el lugar que hayamos elegido para que evacue esté lo más cerca posible del lugar en el que tenga sus enseres más básicos. De esta manera, podrá ir por sí mismo siempre que quiera, una vez que haya aprendido a hacer sus necesidades.

Llévale a su lugar cuando sienta ganas de evacuar

Al igual que sucede con los bebes, los cachorros sienten ganas de evacuar al rato de terminar de comer. Unas ganas, que podemos detectar observando su comportamiento y aprovechar para enseñarle más fácilmente a utilizar su “cuarto de baño”. Cuando creas que está a punto de hacer pipí o defecar, cógele por las axilas y llévale rápidamente a su rincón.

Prémiale cuando lo haga bien

Un refuerzo positivo, como su chuche favorita o ese juguete con el que tanto le gusta jugar, ayudará a hacerle comprender mucho mejor que ese es el lugar donde tiene que hacer sus necesidades. ¿Y si lo hace mal? No le castigues, ya que retrasarás su aprendizaje y es probable que hagas que tu cachorro acabe teniéndote miedo. Con un simple ¡NO! y un viaje a su sitio especial será suficiente.

Cachorro paseando con arnés

Necesidades en la calle

Tal y como sucede dentro de nuestro hogar, el cachorro necesitará un tiempo indeterminado para realizar sus primeras necesidades en la calle. Para lograrlo, lo más conveniente es sacarle siempre a la misma hora y premiarle cuando este lo consiga.

Si quieres que te resulte más sencillo, sácale por algún lugar que esté frecuentado por perros, para que vea como lo hacen los demás y asocie hacer sus necesidades fuera de casa con algo agradable y divertido.

Cerrar menú