Ayuda a tu perro a pasar un buen invierno

Ayuda a tu perro a pasar un buen invierno

perro nieve

Aunque estamos pasando un invierno bastante atípico, en el que los días de frío han quedado relegados a dos o tres episodios de olas de frío polar, que han llegado hasta la Península a través del Continente Europeo, en Mi perro, pensamos que todavía puede hacer aparición con su crudeza habitual el gélido invierno. Es por eso que hoy, tal y como os prometimos ayer, vamos a dedicar nuestro primer artículo de la semana a daros algunos consejos para pasar sin ningún tipo de problemas lo que resta de esta fría estación.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi perro a pasar mejor el invierno?

Tal y como hemos manifestado en múltiples ocasiones, cada perro es un mundo y puede verse afectado por unas u otras condiciones climatológicas. Por ejemplo, no lo pasa igual de mal en invierno un Samoyedo, que un Chihuahua.
Es por eso, que los consejos que vamos a daros a continuación, puede adaptarse a cualquier tipo de perro.
Paseos sí, pero más cortos, ya que cuanto más tiempo pasemos en la calle, mayor será el riesgo de que nuestro mejor colega, pueda pillarse un resfriado.
Si se moja, toalla al canto. Y para ello, nada mejor que una de microfibras (es la que usamos nosotros para secar a Yacky), con la que absorberemos una mayor humedad de su manto y reduciremos las posibilidades de que pueda pescarse una buena faringitis.
Baños los justos y necesarios. Ojo, no os estamos diciendo que tengáis a vuestro perro hecho un guarrete, solo que limitéis el número de baños a lo estrictamente necesario para evitar que puedan enfriarse y ponerse pachuchos. ¿Cómo evitar enfriamientos? Bañándole con agua templada y reduciendo al máximo los tiempos de enjabonado y aclarado. Una vez fuera de la ducha, hay que quitarle toda la humedad que podamos con una toalla y  darle todo lo que sea necesario con un secador (nunca de forma directa) a temperatura media.
Cerrar menú