Te presento a mi perro: Brandy

Te presento a mi perro: Brandy

Si nos seguís desde hace tiempo, es bastante probable que recordéis que nuestra web está abierta a cualquier tipo de colaboración que quieran realizar nuestros seguidores. Para hacerlo, tan solo tenéis que escribirnos un mensaje en nuestra página de Facebook, como ha hecho nuestra amiga Mabel, o contactarnos a través de @Miperroinfo .

Hecho este pequeño recordatorio, os dejo con la historia de Brandy, uno de tantos perros que esperan a que alguien les de esa segunda oportunidad que tanto se merecen.

Brandy

Brandy, el amigo inesperado

Brandy llegó a mi vida un doce de agosto. No tenía pensado adoptar ningún perro, aunque me encantan y casi siempre he tenido alguno. Creo que en realidad me daba miedo dejar entrar a alguien de cuatro patas en mi vida, porque sabía que una vez dentro me robaría el alma y el corazón. Pero las cosas pasan siempre en el momento justo en que tienen que pasar.

Mi hija me enseñó una foto suya en la página de la protectora y  me enamoré de esos ojitos tristones de color miel.De repente supe que tenía que ser mío; o yo suya. Y desde que llegó a mi vida no me ha dado más que satisfacciones. Cuando apenas llevaba una semana en casa estuve enferma y no se movió de mi lado. No quería ni comer siquiera.

Al principio me propuse educarle con unas normas muy estrictas: nada de sofá, menos aún de cama y prohibido ser un pedigüeño a la hora de comer. El primer mes todo eso se cumplió a rajatabla. Luego, poco a poco, las costumbres se fueron relajando. Por él he hecho lo que por nadie haría; tapar con una manta mi precioso sofá rosa para que él pueda dormir allí su siesta.

Brandy

Tras eso llegó la cama. Cierto que las primeras veces hacíamos ambos un poco de teatro: yo le llevaba su cesta y él se echaba a dormir. Pero al apagar la luz empezaban los gañidos y yo, débil donde las haya, a los cinco minutos le había subido a la cama. Eso si, duerme a mis pies encima de su manta. Aunque confieso que más de una mañana me ha despertado a lametazo limpio aposentado a mi lado, compartiendo almohada. Le gustan mis orejas. Él me da calor y hace que duerma mejor. Yo a él…no lo sé, supongo que seguridad.

El único defecto que tiene es que odia ir en coche; pero en cambio le gustan los paseos por el monte. A mi también.  Y es cierto eso que dicen de que los perros acaban pareciéndose a sus humanos; a Brandy, como a mi, le encanta el salmón y las hamburguesas de espelta con espinacas. También está muy interesado en las películas de crímenes y le encantan los vikingos y la música escocesa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies