Razas que han cambiado para mal

Razas que han cambiado para mal

Al igual que sucede con las personas o los objetos que utilizamos en nuestra vida diaria, también las razas de perros han ido evolucionando con el tiempo. Una evolución, que no siempre ha sido tan buena como se esperaba, ya que ha provocado que multitud de razas tengan una gran cantidad de problemas de salud a los que originalmente no estaban predispuestos.

 Razas que han cambiado para mal

Es bastante probable que te sorprendas al leer el nombre de algunas de las razas, a las que vamos a hacer referencia a continuación ya que estás acostumbrado a verlas con el aspecto que tienen actualmente, pero… no siempre fueron así. ¿De qué razas estamos hablando? Acompáñanos a descubrirlas.

  • Yorkshire Terrier. Probablemente te haya sorprendido que hayamos incluido a este perro en esta pequeña lista sobre razas de perros cuya evolución en el tiempo ha empeorado significativamente a sus ejemplares. ¿Qué ha pasado con estos aparentemente adorables pequeñines? Precisamente eso, que los han miniaturizado tanto que los han convertido en mini tiranos rencorosos con los que hay que tener mucho cuidado para no llevarse un buen mordisco

No es lo único que ha traído la miniaturización de esta raza, ya que al ser más pequeños, tienen mucho más riesgo de sufrir colapso traqueal (un estrechamiento de tráquea que les provoca tos seca)

 

  • Pastor Alemán. Tampoco se libran de los caprichos de los criadores ésta súper raza de perros. ¿Qué han hecho con ellos? Hacer que sus patas traseras se encuentren posicionadas algo más bajas que las delanteras. Un cambio de posicionamiento que ha aumentado significativamente los casos de displasia en esta raza.

  • Carlino o Pug. También el Pug ha cambiado su aspecto (para mal) a lo largo de estos años. No solo se han hecho más pequeños, sino que su hocico ha ido acortándose hasta la posición actual. ¿Qué provoca esto? Que tengan problemas respiratorios, los cuales tienen que ser corregidos con bastante frecuencia en el quirófano.

  • Bull Terrier. Otro al que han provocado problemas respiratorios por la forma de su hocico es el Bull Terrier. Desconocemos a quien le pareció maravilloso deformar de esta manera su hocico, pero a nosotros no nos parece algo bonito.

  • Teckel. Sí, el Teckel también ha cambiado para mal a lo largo del tiempo. Ahora posee una columna más larga que sus antecesores (lo cual hace que sea mucho más propenso a tener problemas de espalda, sufra un mayor desgaste en su columna vertebral…etc.)

Basset

  • Basset Hound. Tampoco le han sentado bien los años al Basset, ya que ahora no solo tiene las patas más cortas, sino que sus orejas son mucho más largas y sus ojos están caídos. ¿En qué le afectan estas cosas? Problemas en las articulaciones, las cuales soportan peor su peso, otitis y enfermedades del oído y problemas oculares como conjuntivitis.

 

Podríamos hacer mucho más larga lista, ya que un gran número de perros como el Bulldog Inglés, el Pitt Bull o incluso el San Bernardo también han sido víctimas de esta evolución perversa, pero creemos que ya habéis visto suficientes ejemplos de ello. Se puede hacer que una raza avance a lo largo del tiempo, pero no a coste de su salud y tampoco por culpa de una moda estúpida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies