¿Cómo funcionan las urgencias veterinarias?

Es posible que muchos no sepáis que una mayor parte de las clínicas veterinarias de Madrid, e incluso las clínicas que están situadas en los pueblos pequeños, tienen urgencias veterinarias, un tipo de atención que funciona de manera muy similar a la de las urgencias de los hospitales que todos conocemos.

urgencias veterinarias

¿Qué es una urgencia veterinaria?

Lo primero que hay que explicar es lo que es una urgencia veterinaria y lo que no lo es. Por ejemplo, esterilizar a tu perro no es algo urgente,  pero sí lo es el que la haya picado una avispa y tenga una reacción alérgica, o que se caiga a suelo debido a problemas de corazón, como le pasó a uno de mis perros.

Dicho de otra manera, una urgencia veterinaria es una situación en la que la vida del perro corre peligro o en la que la salud del perro peligra, como cuando se clavan algo en un ojo.

De todas maneras, ante las más mínima duda de que la salud de tu perro esté en peligro, o si el perro sufre, lo mejor es “pecar de precavido” y acudir a estas urgencias, para que el veterinario valore cómo actuar.

Dos tipos de urgencias veterinarias

A la hora de llevar a tu perro a las urgencias veterinarias tienes que saber que existen dos tipos de atención, tipos que dependen de dónde está situada la clínica y de si se trata de un hospital, clínica o dispensario.

consulta de urgencias

En la ciudad de Madrid, lo normal es que encontremos varias clínicas que tienen urgencias las 24 horas con veterinarios de guardia, es decir, que si llamas a la puerta te van a atender a cualquier hora, como cuando vas al hospital.

En las poblaciones más pequeñas y en las clínicas con menos personal también hay urgencias, pero en este caso tienes que llamar al teléfono de urgencias para que el veterinario acuda. Normalmente este teléfono suele estar en la puerta de la clínica y también en las tarjetas que nos dan.

Además, lo suelen poner en el sello que estampan en las cartillas de vacunación, así que ahí lo podemos encontrar, algo que nos viene muy bien si no encontramos la tarjeta o el teléfono de las urgencias, lo que suele pasar en los casos en los que necesitamos llevar  a nuestro perro a este tipo se servicio veterinario debido a los nervios.

Lo mejor es tener un veterinario de confianza para las urgencias

Cuando llevamos a nuestro perro a una clínica con urgencias cualquier veterinario nos va a atender muy bien, pero lo mejor es tener un veterinario de confianza, uno al que le llevemos siempre nuestros perros.

perro enfermo

Este veterinario conoce todo el historial de nuestro perro, por lo que la atención siempre va a ser un poco mejor y más rápida que la que nos darán en una clínica en la que no saben nada del perro, de cómo vive, de cómo lo manejamos, etc.

¿Son más caras estas visitas de urgencias?

Lo cierto es que la visita de urgencias es mucho más cara, como es lógico. Piensa que el veterinario tiene que estar siempre disponible, de forma que si lo llamas a las seis de la mañana (un caso que a mí se me ha dado) el veterinario tiene que acudir.

De todas maneras, no es nada que no nos podamos permitir y menos si pensamos que una visita a urgencias puede salvar la vida de nuestro mejor amigo, algo que no tiene precio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies