Errores más comunes de los dueños primerizos

Errores más comunes de los dueños primerizos

Como suele decirse, nadie nace sabiendo todo sobre un determinado tema. Un desconocimiento, que en muchas ocasiones no importa demasiado, ya que podemos aprender sobre la marcha, pero que a la hora de tener un perro, puede llegar a causarle graves problemas a nuestra nueva mascota.

Si te estás planteando adoptar o comprar uno por primera vez, no te pierdas nuestro artículo de hoy, en el que vamos analizar algunos de los errores más comunes en los que multitud de dueños primerizos caen.

Caniche

Creer que el cachorro es un juguete

Por muy mono y pequeño que este sea, un cachorro no es un juguete que puedas dejar en un rincón cuando te canses de él. Es un ser vivo que va a necesitar que le prestes atención, le des de comer, lo saques a pasear (cuando tenga las vacunas necesarias) y sobre todo, que va  a volverte loco haciendo sus necesidades en cualquier rincón de casa hasta que le enseñes dónde hacerlo.

Adoptar un perro no adecuado

Antes de adoptar o comprar un perro, deberías tener muy claro cuál es tu estilo de vida y elegir a partir de ahí a tu compañero ideal. Por ejemplo, si eres alguien muy activo al que le encanta salir a correr y pasear por el campo, un chihuahua no es el más indicado. Si quieres tener un perro, infórmate en perro.shop sobre su carácter y si tiene algún tipo de necesidad especial. Es mejor cambiar de opinión antes de llevar a cabo la adopción o la compra, que cuando tengamos al animal en casa.

Darle cualquier tipo de comida

Por mucha pena que nos de su mirada suplicante cuando estamos sentados a la mesa, no podemos darle a nuestro perro cualquier cosa que estemos comiendo. ¿Por qué? Porque estamos haciendo de él un perro maleducado. Pero no solo eso, sino que podemos llegar a provocarle una seria intoxicación alimentaria con algo tan aparentemente inofensivo como el chocolate. Debemos ser cuidadosos con su alimentación, ya que de ella depende que podamos disfrutar de él durante muchos años.

Cachorro blanco

Darles nuestras medicinas

Es cierto que hay determinadas medicinas para humanos que sirven para perros, pero nunca deben ser administradas por nuestra cuenta. Si tu perro está mal, jamás hagas nada sin el consejo de tu veterinario. Los veterinarios son los únicos que nos pueden  decir que medicina está más indicada para el tipo de trastorno que padece y calcular la dosis que hay que administrarle según sea su peso, tamaño y raza.

Convertir al perro en “nuestro hijo”

Muchas personas olvidan que un perro, es simplemente eso un perro al que debemos tratar como tal. Está genial que lo quieras y lo adores como si fuera de tu propia familia, pero no lo cuides como si fuera un niño pequeño. ¿Por qué no debe hacerse esto? Porque vas a terminar convirtiendo a tu perro en un animal nervioso, celoso y muy poco amigable, al que ninguno de sus congeneres va a poder acercarse a socializar. Quiere a tu perro, pero por lo que más quieras, no hagas de tu mascota un hijo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies