Como ir con tu perro a la nieve

A la inmensa mayoría de los perros les encanta corretear por la nieve junto a su dueño. Una actividad muy divertida, para la que debemos proteger adecuadamente a nuestro perro para evitar que este se constipe o tenga problemas en las almohadillas. ¿Quieres conocer que precauciones debes tomar cuando lleves a tu perro a la nieve? No te pierdas los consejos que te damos a continuación.

Cocker en la nieve

Como ir con tu perro a la nieve

Si estás planeando ir el próximo fin de semana a la nieve con tu mejor amigo, debes tener muy presentes los siguientes consejos:

Protégele del frío

En los meses en el que el frío impera, es conveniente que protejamos la piel y el pelo de nuestro perro, sobre todo si vamos a pasar una temporada en un lugar en el que hay nieve. ¿Cómo le puedes proteger? De varias manera diferentes. Por ejemplo, si tu perro no tiene el pelo corto y vives en un clima frío o en el que la nieve no sea algo pasajero, una buena opción es dejarle el pelo más largo para que le sirva como abrigo natural. No es la única manera de protegerle, también puedes comprarle un abrigo impermeable que le aísle del frío y evite que se moje durante el paseo.

No le pierdas de vista

En la nieve, los rastros son más difíciles de encontrar y su olfato no puede ayudarle a volver junto a ti de forma tan eficaz. Es por eso, que si te vas a la nieve, conviene que tengas a tu peludo lo más controlado posible y sin perderle de vista.

Cuida mucho de sus almohadillas

Pasear por la nieve es muy divertido, pero puede llegar a causarle problemas en la almohadillas. Para evitar rasguños, roces y quemaduras, lo más recomendable es utilizar zapatillas para perros. ¿No ves necesario comprárselas para pasar un rato en la nieve? No hay problema, consulta con tu veterinario para que te recomiende alguna crema hidratante para cuidar y reparar sus almohadillas cuando le seques las patas después de volver de paseo.

Perros en la nieve

Evita que se coma la nieve

A todos en algún momento nos ha parecido muy gracioso que se coma la nieve, pero es algo que puede resultar muy peligroso. ¿Qué tiene de peligroso? Obviamente, que está demasiado fría y puede provocarle diarrea, vómitos…etc.

Y para después de la nieve….

Cuando vuelva a casa, quítale su abrigo, sécale bien el pelo y las almohadillas con su toalla o el secador. Es conveniente que le revistes estas últimas, para ver su estado y  conocer si necesitan que les des algún cuidado extra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies