Adoptar un Perro II

Adoptar un Perro II

Hoy en Mi perro continuamos…

Efectivamente, continuamos hablando del tema de la adopción canina y de todas las posibilidades que nos ofrece.
Lo primero que podemos deciros, si habéis optado por esta forma para tener un perro,
es :  Muchas Felicidades.
 
¿Por qué? Sencillamente porque una gran mayoría opta por comprarlos en alguna tienda de mascotas o algún criador más o menos especializado, sin plantearse tan siquiera adoptar un perro de tamaño pequeño o gran peludo que alegre su existencia y de los que están alrededor.
Desde aquí queremos alentar a que se considere primeramente la adopción, ya que el pedigree o ser de una determinada raza, no garantiza que vaya a ser mejor perro.
Si estás planteándote seriamente esto de tener un perro, hay que tener en cuenta multitud de variables,como son : el espacio del que puede disponer nuestro futuro amigo canino, el tiempo que vamos a poder dedicarle, quién va a compartir su espacio con él (si va a estar solo o con otro perro).
Una vez que tengáis claro estas pequeñas grandes cosas, ya estáis preparados para lanzaros en busca y captura de vuestro futuro can.
Como dijimos en el anterior post, por desgracia hay demasiados perros por el mundo sin dueño.Por eso vamos a daros unas pequeñas pautas para adoptar a un perro/a callejero (que al final son los más agradecidos a la par que resistentes):
  1. Obviamente asegurarse de que no tiene dueño, no vamos a ir robando perros por el mundo.Para ello bastará con observar los alrededores y cerciorarse de que nadie lo acompaña.
  2. Acercarnos con mucha precaución y sin realizar ningún movimiento brusco, para evitar que se asuste o se ponga agresivo, aunque generalmente suelen mostrar bastante mansedumbre.
  3. Llevarlo a casa, ponerle un cuenco o lo que tengáis a mano, con agua para que se hidrate y algo de comer, seguro que os lo agradece.Es importante dejarlo tranquilo para que se habitúe al nuevo ambiente.
  4. Usar algún tipo de antiparasitario, ya que al estar perdido o abandonado es usual que tenga algún tipo de parásito (lo más frecuente son las pulgas)
  5. Llevarlo al veterinario para que compruebe si tiene o no microchip, ya que en ese caso se trata de un perro con dueño reconocido, al que se encargarán de avisar convenientemente. Si no posee esta identificación, le podéis pedir que le dé un vistazo general para ver si está bien de salud. Los veterinarios no suelen cobrar por ninguna de estas comprobaciones, así que no tengáis miedo en llevarlo.
  6. Ponerle nombre y darle una buena vida.
En el próximo post, abordaremos los trámites que suelen hacerse para adoptar a un perro en un refugio y/o/u protectora.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies